MURALLAS MERINIDAS

LAS MURALLAS MERINIDAS DE CEUTA

Murallas Merinidas

Se alzan sobre la orilla oriental del barranco por el que discurre el arroyo de Fez, ocupando terrenos de las barriadas de Villajovita y Pedro Lamata. En la actualidad están constituidas por unos quinientos metros de lienzos de tapial de 10-12 metros de altura y 1,60 metros de grosor fabricados a base de mortero de barro y cal sin cimentación, de los que algo más de la mitad permanecen ocultos por casas, destacando sus airosas siete torres almenadas de 16 metros de altura y los restos de la monumental Puerta de Fez.

El sultán merinida Abu Said, en 1.328 ordenó la construcción fuera de la ciudad de un amplio recinto amurallado, llamado Alfrag o Al-Mansura que significaría Campamento Real. Este se concibió como residencia del sultán y de su séquito, residiendo el primero en una de las torres del Alcázar Real que también servía como sala de justicia. Su distancia del núcleo urbano fue una medida política de Abu Said quien desconfiaba de los habitantes de Ceuta por su carácter independentista. El recinto se completaba con baños, diversas mezquitas de las cuales la Principal o Mayor debió de contar con un magnífico alminar, alhóndigas y viviendas para el personal de servicio del sultán. Originariamente sus murallas abarcaba un perímetro de 1.500 metros que contorneaban las alturas del paraje conocido por Terrones ocupando una superficie de más de treinta hectáreas. En su localización se tuvo en cuenta la proximidad del arroyo de Fez que servía a la vez de defensa natural y suministro de agua para los pobladores de la fortaleza.

Las Murallas Merinies de Ceuta constituyen el ejemplo de arquitectura meriní mejor conservado de España.

INFORMACIÓN

DIRECCIÓN: Rampa Pedro La Mata S/N. 51.002 - Ceuta.
COMO LLEGAR: GOOGLE MAPS