MENU

Pagina Principal
Conoceceuta

Como llegar

Turismo en Ceuta
Guía de Ceuta
Historia
Monumentos
Fotos
Multimedia
Noticias
Monografías
Festividades
Biblioteca Virtual
Casas de Ceuta
Amigos Web
Contactar
                             

 

 

CATEDRAL

 
 

HISTORIA 

  

0042 copia.jpg (64303 bytes)

Fachada Principal

A raíz de la conquista de la ciudad por Juan I de Portugal el 21 de agosto de 1.415, y la creación de la diócesis ceutí el 4 de abril de 1.420 por la bula "Romanis Pontifex" del Papa Martin V, se inicia el 6 de septiembre del mismo año la construcción de la catedral sobre la antigua mezquita aljaima. Se crea bajo la advocación de Santa María de la Asunción, debido al hecho de haber pasado la ciudad a manos portuguesas en la víspera de dicha festividad religiosa.

El edificio llega en muy mal estado a la segunda mitad del siglo XVI. El paso del tiempo, los frágiles materiales empleados en la construcción de la mezquita catedral y los frecuentes asedios padecidos por la ciudad, deterioraron el mismo. En 1.665 el Cabildo declara la ruina del recinto sacro y siete años más tarde el obispo Antonio Medina Chacón y Ponce de León ordena su definitivo cierre, instalándose el cabildo eclesiástico en la vecina iglesia de Nuestra Señora de Africa.

En 1.686 el obispo Antonio Ibáñez de la Riba inició la cimentación del edificio y en 1.687 encarga la obra al arquitecto Juan de Ochoa. En 1.694, cuando sobrevino el sitio de Muley Ismail, el templo se hallaba ya cubierto, pero sin consagrar, sirviendo de cuartel de infantería, hasta el 8 de diciembre de 1726 en que fue consagrado.

En 1.735 se construye el Sagrario, según planos de Juan de Ochoa, patrocinado por el obispo Andrés Mayoral. A fines del siglo XVIII se acometen algunas obras de reparación, debido a los daños producidos por un nuevo cerco en 1790, que afectaron a las cubiertas y vidrieras.

En 1.828 se sustituyó el retablo mayor de madera dorada y policromada, obra de Juan del Castillo en 1.737, por un lienzo de la Asunción de la Virgen. A fines de siglo se desplomó la media naranja, destrozando el presbiterio, siendo reconstruido entre 1.900 y 1.901.

0142 copia.jpg (70605 bytes)

Presbiterio

Entre 1.944 y 1.955 se remodela el edificio, obra del arquitecto José Blein Zarazaga. Se edifica un nuevo presbiterio con girola y capillas radiales, un nuevo sagrario, adosado a la nave de la Epístola y se levantan las dos torres gemelas de la fachada.

 

 

 

ARQUITECTURA
  

0143 copia.jpg (63802 bytes)

Bóveda semiesférica

La Catedral es un edificio de planta rectangular, compuesto por tres naves divididas en cuatro tramos más crucero, a las que se adosa una cabecera semicircular con girola. Las naves se separan por medio de pilares de sección cuadrada, sobre los que se sitúan arcos de medio punto. El crucero se cubre con bóveda semiesférica apoyada sobre pechinas ornamentadas con medallones en relieve representando a los cuatro Evangelistas, obra de Bonifacio López Torvico, dividiéndose por medio de gallones en espacios decorados con pinturas que representan a los Padres de la iglesia ejecutadas por el pintor José Martín Ocaña (nacido en Buenos Aires en 1.912).

La girola se divide en doce tramos, comunicados con la capilla mayor por medio de arcos de medio punto y dinteles. El presbiterio se encuentra cubierto por una bóveda engallonada.

0046 copia.jpg (50708 bytes)

Torres Fachada Principal

El exterior de la Catedral presenta una imagen clasicista pero fría. Su imafronte se compone de un módulo central franqueado por dos torres gemelas. Se delimita por dos pilastras dóricas, rematado por un frontón triangular, en cuyo tímpano se abre un óculo. La portada se compone de un arco de medio punto en cuya clave aparece un escudo de la Iglesia, flanqueado por semicolumnas de orden corintio.

 

Las grandes obras del siglo XX supusieron la transformación de la fachada existente. La portada originaria fue respetada, abriéndose sobre ella un vidriera pequeña para proporcionar luz al interior del templo, por encima del órgano. La torre del lado del Evangelio (Izquierda) fue transformada, levantándose otra idéntica en el lado de la Epístola, sin cimientos.

En esta fachada se advierte la influencia de la catedral de Cádiz. Como resultado la Catedral presenta el aspecto de una obra con pretensiones monumentales y de grandiosidad, pero utilizando un leguaje frío y poco personal. 

La primitiva torre campanario del templo, ubicada hasta las grandes obras del siglo XX en la cabecera del mismo, en la zona del Evangelio (Izquierda), presentaba una planta poligonal.

 

 
OBRAS DE ARTE

0077 copia.jpg (58760 bytes)

Nave Central

En la nave central se encuentra el presbiterio. Rodeando a este se encuentra la sillería del coro.  En los muros cuelgan dos interesantes pinturas. La primera representa La Adoración de los Reyes, siendo fechada en el último tercio del siglo XVIII. La segunda representa la Anunciación. Ambas pinturas formaron parte del retablo mayor que en 1.796 encargó el obispo Fray Domingo de Benaocaz con destino a la parroquia de los Remedios. Desmontado en 1870, sus pinturas pasaron a la Catedral, donde a principios del siglo XX componían el retablo mayor junto con un templete y varias esculturas. Son obras atribuidas a D. Diego Gutierrez, académico de Bellas artes, que al parecer estuvo en la ciudad a fines del siglo XVIII.

En la girola se reparten una serie de obras de distinta cronología y diferente valoración artística. Comenzando por el lado izquierdo o del Evangelio y partiendo del crucero, se encuentra en primer lugar la pintura del Bautismo de Cristo. Es obra fechable en el siglo XVIII.

Sobre la puerta de entrada a la Capilla Mayor cuelga una pintura de la Inmaculada, con influencias de Murillo, atribuyéndosele una cronología de fines del siglo XVII o principios del XVIII.

A lo largo de la girola se reparten diferentes esculturas, como las de San José de Calasanaz, Santo Domingo de Guzmán (fechable a fines del siglo XVIII o principios del XIX), San Miguel de los Santos (de la misma cronología que el anterior y ataviado con hábito dominico por un capricho de un Vicario decimonónico) y la Virgen de los Desamparados, obra moderna.

0028 copia.jpg (71870 bytes)

Capilla de San Daniel Mártir

En el tramo central de la girola, en eje con la Capilla Mayor y a modo de ábside, se ubica la capilla de San Daniel Mártir, cuya escultura se puede fechar en el siglo XVII. Las vidrieras que adorna el recinto fueron regaladas por el Centro de Hijos de Ceuta en la gran restauración del templo sobre 1.950. Encima del arco de esta capilla y en una hornacina, se encuentra una escultura moderna de la Inmaculada Concepción.

 

Sobre la puerta de la sacristía cuelga una interesante pintura de la Piedad, obra también de D. Diego Gutierrez fechada en el último tercio del siglo XVIII. En frente de esta zona, sobre la puerta que conduce por esta zona de la girola al presbítero, cuelga una pintura de San José con el Niño, fechada a fines del siglo XVII o principios del XVIII.

0145 copia.jpg (60324 bytes)

Mural "La Entrada de los Portugueses".

En los muros que cierran los arcos de la girola y en el frente que mira a ésta (Es decir, a espaldas de la Capilla Mayor) se conservan unos murales que relatan distintos episodios de la Historia local, componiendo un pequeño ciclo de carácter historicista, obras realizadas por Miguel Bernardini, artista nacido en Aguilera (Burgos) en 1.898 y fallecido en Ceuta en 1.970. Estudió en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando en Madrid. Estas obras son: El Paso del Convoy de la Victoria, La Entrada de los Portugueses; La Procesión con la imagen de la Virgen Coronada (del Valle); y El Rey Don Juan I de Portugal armando caballeros a sus hijos. 

 

Sin título - 1a copia.jpg (54456 bytes)

Nave Lateral Izquierda

En la nave Izquierda o del Evangelio, encontramos en el primer tramo partiendo del crucero, un gran lienzo con el tema de La Vocación de San Pedro, atribuido al presbítero Tomás de Pereda y Duarte, fallecido en 1.736. Puede fecharse a principios del siglo XVIII.

 

En el segundo tramo, se encuentra un retablo moderno inspirado en modelos neoclásicos del siglo XIX. Su hornacina la ocupa una escultura moderna de Cristo atado a la columna.

0125 copia.jpg (84393 bytes)

Retablo de Santa Teresa

En el tercer tramo se encuentra un retablo moderno también inspirado en modelos neoclásicos, de madera imitando mármoles, decorado con columnas corintias y rematado con frontón triangular. Alberga diferentes imágenes modernas, como las de Santa Teresa (titular del retablo), San Ignacio y San Francisco Javier, entre otras.

 

 

0058 copia.jpg (72580 bytes)

Virgen Dolorosa

En el cuarto y último tramo, se encuentra un retablo también moderno, decorado con pilastras dóricas y rematado con frontón triangular, albergando una escultura igualmente moderna de la Dolorosa.

 

 

 

En el muro de los pies de esta nave cuelga una copia dieciochesca del Santo Tomás de Villanueva de Murillo, obra de Bernardo Lorente Germán, discípulo de Murillo, cuyo original se fecha hacia 1.668.

 

wpeC.jpg (31180 bytes)

Nave Lateral Derecha

En la nave derecha o de la Epístola, conocida como "nave de los Mártires" por el monumental lienzo del Martirio de San Daniel que en ella exhibe. En ella se encuentra la Capilla del Sagrario.

 

 

A ambos lados de la entrada de la Capilla del Sagrario encontramos sobre repisas dos esculturas modernas de San Juan de Dios y del Beato Fray Diego José de Cádiz.

0066  sagrario copia.jpg (75780 bytes)

Retablo Capilla Sagrario

La Capilla Sacramental, fechada en 1.953, es un recinto con planta en forma de T, compuesta por un presbiterio al que se le adosa una especie de crucero de tres tramos. Preside la capilla un interesante retablo barroco que regaló el obispo don Andrés de Mayoral y ejecutado en Sevilla. Su estructura es en madera tallada y ricamente dorada. Consta de tres cuerpos superpuestos en sentido decreciente, definiendo una especie de torre. En el primer cuerpo , en hornacinas encontramos esculturas de San Lucas (Acompañado de un ángel) y San Mateo (Acompañado de un buey). En el segundo cuerpo, figuran los toros dos Evangelistas: San Marcos con el león y San Juan con el águila. En la hornacina central luce una bella y delicada escultura de la Inmaculada Concepción. El tercer cuerpo lo preside en su hornacina central la escultura de Cristo resucitado. En las hornacinas laterales figuran respectivamente un Santo Obispo sin identificar y un Santo Jesuita que pudiera ser San Francisco de Borja. En la peana ubicada sobre la portezuela lateral izquierda descansa una escultura de San Juan Nepomuceno, mártir del secreto de confesión. En la derecha aparece San Sebastián, escultura fechada en el siglo XVI y procedente de la ermita de su nombre. El conjunto se corona  con la figura alegórica de la Fe, representada como una mujer con los ojos vendados.

En el resto de la capilla aparecen otras piezas artísticas. Sobre una repisa se encuentra una interesante escultura de santa Catalina de Alejandría, representada como una joven doncella que sujeta con su mano derecha una rueda de pinchos y con la otra la palma del martirio. 

De los muros cuelgan dos interesantes pinturas barrocas de autor anónimo, aunque se sabe que fueron ejecutadas durante el pontificado del obispo D. Tomás de Agüero (1.721-1.726). La primera representa a La Magdalena penitente y la segunda La Transverberación de Santa Teresa.

0082 copia.jpg (71790 bytes)

Altar de San Pedro Apostol

Saliendo a la nave del Evangelio, en el primer tramo encontramos un retablo, compuesto por cuerpo y ático. Consta de una hornacina con arco semicircular flanqueado por columnas salomónicas. En el ático se encuentra una pintura que representa a la Virgen con el Niño acompañada por San Juanito, respondiendo a la advocación de la Virgen de la Salud. A ambos lados del retablo, sobre repisas, figuran dos interesantes esculturas de San Andrés con cruz de aspa y San Pedro con las habituales llaves en la mano derecha y un libro en la izquierda.

0080 copia.jpg (60747 bytes)

Dolorosa

En el segundo tramo se encuentra una pintura del Martirio de San Daniel, obra firmada en 1.739 por Tomás de Pereda y Torres. Delante de esta obra, sobre un altar, figura un grupo escultórico que representa a los Santos Varones y la Virgen Dolorosa.

 

0127 copia.jpg (62723 bytes)
Descendimiento

En el tercer tramo se encuentra otro grupo escultórico moderno con el tema del descendimiento. Detrás se encuentra un triptico pictórico. Las pinturas de los extremos representan Las bodas de Caná y la Santa Cena. La central no es visible por estar cubierta por el citado grupo escultórico.

El cuarto y último tramo lo preside un retablo moderno, con las imágenes de San José en el nicho principal y San Cristóbal en la hornacina del banco.

En el muro de los pies de esta nave cuelga un lienzo representando la Imposición de la casulla a San Ildefonso. Esta obra está firmada por Bernardo Lorente Germán. 

----------------

Junto a la Catedral se encuentra el Museo de Arte Sacro. Contiene un variado muestrario de obras pictóricas, escultóricas y de artes suntuarias.

En la pintura predominan obras de época barroca, como La Asunción de la Virgen y otras más recientes -debidas a artistas locales- como la serie de los obispos septenses, obra del pintor Ricardo Escribano.

En la escultura destacan algunas piezas barrocas, como las de San Pedro, Santa Rita y el Crucifijo de la Magdalena, obra ejecutada en marfil. 

Las artes suntuarias están representadas por una buena colección de orfebrería -con piezas barrocas y neoclásicas- y diversos ornamentos litúrgicos como dalmáticas, casullas, etc.

 

VER GALERÍA DE FOTOS

 

Bibliografía:

Aproximación al Arte Religioso en Ceuta (Siglos XV al XVII).

Autor. Salvador Hernández González

 

 

 

 

 

 

© www. conoceceuta.com

Webmaster: Miguel M. M. (Ceuta 2.002)

E-mail: conoceceuta@hotmail.com